El impacto de la Diabetes en los Dientes y las Encías

UNA DE LAS complicaciones MÁS comunes de la diabetes es la enfermedad de las encías, y esa no es la única forma en que la diabetes es dura para los dientes y las encías. La diabetes y la salud bucal tienen una estrecha relación. Si la diabetes no se controla cuidadosamente, será mucho más difícil mantener una buena salud bucal y viceversa.

¿Qué Tiene que Ver el Azúcar en la Sangre con la Salud Bucal?

Probablemente ya haya escuchado que el azúcar es malo para la salud bucal. A las bacterias dañinas en nuestras bocas les encanta comer el azúcar sobrante pegado a nuestros dientes después de disfrutar de un delicioso manjar. Desafortunadamente, el nivel alto de azúcar en la sangre es igual de delicioso para las bacterias orales dañinas. El nivel alto de azúcar en la sangre también debilita el sistema inmunitario, lo que dificulta la lucha contra esa misma bacteria. Esto deja a los pacientes diabéticos más vulnerables a la caries dental y la inflamación oral.

Diabetes y enfermedad de las encías

Se estima que el 22 por ciento de los diabéticos (tanto de tipo 1 como de tipo 2) tienen enfermedad de las encías. Es posible que solo esté en las primeras etapas de la inflamación (gingivitis) o que sea mucho más avanzada (periodontitis), amenazando la salud de los dientes, las encías e incluso el hueso de soporte. Si la bacteria que causa la enfermedad de las encías llega al torrente sanguíneo, también puede amenazar la salud en general.

Los síntomas de la enfermedad de las encías incluyen encías rojas, inflamadas o sangrantes, mal aliento, recesión de las encías y dientes más sueltos. Otros problemas asociados con la diabetes también pueden aumentar el riesgo de enfermedad de las encías, como sequedad de boca, deterioro de la capacidad de cicatrización, síndrome de ardor en la boca, infecciones más frecuentes y graves, agrandamiento de las glándulas salivales e infecciones por hongos.

Cómo luchar contra la diabetes

Afortunadamente, una buena salud bucal todavía es posible incluso para los pacientes que luchan con diabetes, y mantener una buena salud bucal hará que sea más fácil mantener un buen control de la diabetes. Cepíllese dos veces al día durante dos minutos completos con un cepillo de cerdas suaves y pasta dental con flúor, use hilo dental todos los días, tenga cuidado con la ingesta de azúcar y evite fumar. Si está haciendo todo esto y programando su número recomendado de citas dentales anuales, ¡estará en el camino correcto!

Cómo la Diabetes puede Afectar el Tratamiento de Ortodoncia

Queremos que todos tengan sonrisas sanas y correctamente alineadas, pero la enfermedad de las encías puede hacer que sea difícil o imposible comenzar o continuar el tratamiento de ortodoncia. Es por eso que es aún más crucial para los diabéticos que son pacientes de ortodoncia actuales o que están considerando un tratamiento de ortodoncia para mantener un control cuidadoso de su diabetes y su salud bucal.

Aproveche los buenos Recursos

Queremos enfatizar la importancia de esas visitas dentales regulares. El dentista puede reconocer las señales de advertencia antes de que usted pueda y recomendar ajustes a la rutina diaria de higiene bucal antes de que cualquier problema pueda empeorar. El dentista y el médico también pueden trabajar en equipo para ayudar a que usted, sus dientes y sus encías se mantengan saludables, ¡solo asegúrese de mantenerlos actualizados a ambos!

¡Estamos listos para luchar por su salud bucal!

El contenido de este blog no pretende sustituir el asesoramiento, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Siempre busque el consejo de proveedores de salud calificados con preguntas que pueda tener sobre afecciones médicas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *