Guías de reparación de radiadores

Un costo de reparación de radiadores no es nada comparado con el costo de reparar su motor. El radiador es un componente clave de su sistema de refrigeración y es responsable de mantener su motor lo suficientemente frío como para funcionar correctamente. El sobrecalentamiento puede hacer que el motor se bloquee y deje de funcionar. Si alguna parte de su radiador comienza a gotear o hay un bloqueo interno o externo del radiador, puede ocurrir un sobrecalentamiento. El sobrecalentamiento del motor puede provocar una junta de culata o un motor averiado. Las reparaciones de radiadores son más rentables que el costo de un radiador usado y la compra de un radiador de reemplazo nuevo. No todas las fugas del radiador son reparables, pero siempre vale la pena considerar reparar su radiador. En una situación en la que su radiador ha sido golpeado por una piedra o tal vez solo necesita un sistema de lavado. A veces, una reparación de radiadores de bricolaje es fácil de hacer, pero la mayoría de las veces no lo es. En cualquier caso, si usted tiene su reparación de radiadores hecha por un mecánico o en casa en su propio garaje, siempre vuelva a verificar el trabajo durante una semana más o menos. Muchas veces, una reparación de fugas no se mantendrá y en el momento en que arregle una fuga, puede aparecer otra. Siempre vigila el nivel de refrigerante, vigila el medidor y comprueba la reparación, siempre.

¿Debería reparar su Radiador?

Antes de decidir qué reparaciones se deben hacer, determine dónde se encuentra la fuga y qué puede haberla causado. A veces, las fugas del radiador son fáciles de ver y a veces es imposible. Si tiene una fuga en la esquina, llévela a una tienda o simplemente reemplace el radiador. Las fugas en las esquinas del radiador son muy difíciles de reparar correctamente. Si está buscando la ubicación de la fuga, verifique si hay piscinas de refrigerante debajo de su vehículo, que es un líquido grueso y colorido y tóxico. La fuga generalmente estará justo encima del lugar en el suelo, así que ábrete camino hasta que encuentres la fuga. También puede escuchar un siseo, lo que significa que el refrigerante puede rociarse desde un radiador o una manguera. Finalmente, revise el medidor de temperatura en su tablero de instrumentos para ver si la aguja de temperatura fluctúa o si es más alta de lo normal, lo que indica una fuga.

A veces, encontrar la fuga puede ser tan simple como abrir el capó y mirar. Busque la acumulación de líquidos en cualquier lugar o busque puntos húmedos, pero asegúrese de lavarse bien las manos después, ya que el refrigerante es tóxico. Una vez que haya encontrado al culpable, determine qué tan grande es. Las fugas en agujeros de alfiler, las pequeñas grietas o agujeros se pueden arreglar con kits de reparación, las grietas y agujeros grandes o la corrosión probablemente le saquen más de su bolsillo: como en un reemplazo de radiador nuevo.

La opción de reparación más barata y rápida es, con diferencia, el sellador de fugas; también conocido como» Detener fugas «o»Fugas en la barra». El sellador de fugas de radiador no está destinado a ser una solución a largo plazo, pero puede ser excelente en caso de apuro. Si hay fugas por agujero de alfiler en las mangueras, el radiador o cualquier otra parte del sistema de refrigeración, se pueden detener rápidamente con la parada de fugas de reparación de radiadores. Los costos son baratos, generalmente solo unos pocos dólares, dependiendo de la marca y de dónde compre. La mejor parte de detener fugas es que requiere poco o ningún trabajo o tiempo. Tampoco se requiere un mecánico. Todo lo que se necesita hacer es verter la fuga de parada en el sistema de enfriamiento del radiador y permitir que el motor funcione durante unos minutos para pasar por el sistema de enfriamiento.

Si el problema es con una manguera, se puede colocar cinta adhesiva alrededor de la manguera para una solución rápida, hasta que pueda reemplazar la manguera. Las mangueras (junto con las correas) se deben reemplazar con más frecuencia que otras piezas, y nunca se pueden reparar. Si una manguera o correa es mala, debe reemplazarla, no intente repararla. Reemplace la manguera y las correas al menos cada 5 años o menos. Si la correa o la manguera parecen funcionar bien, aún debe reemplazarla. Pero siempre mantenga buenas mangueras y cinturones usados en su kit de emergencia cuando viaje, por si lo necesita. Una manguera nueva generalmente nunca costará más de 5 50 dólares, y bien vale la pena el costo. Las tapas de radiador son otra falla común en los sistemas de refrigerante, y son mejores si se reemplazan. Usted no repara una tapa del radiador. Las tapas de radiador se pueden comprar por alrededor de 1 10, y si no está seguro de si la suya es buena, simplemente reemplácela.

Si la fuga del radiador se encuentra en el propio radiador, el costo puede variar ampliamente. Para kits de reparación de plástico, los precios pueden ser tan bajos como 1 10 para epoxi simple, o más de 5 50 para kits que incluyen taladros, paños y otras herramientas. Si bien todos estos son más baratos que un radiador nuevo, la efectividad también puede variar, lo que le permite decidir qué es mejor para su situación. Estos kits son bastante fáciles de usar y, por lo general, no requieren un mecánico. Se puede hacer tan solo un par de horas, incluso para alguien que no tiene experiencia. Algunos kits requieren que el epoxi se establezca durante unas horas o durante la noche para endurecerse y sellarse adecuadamente. La clave para cualquier reparación de radiadores es un lugar de reparación muy limpio y seco.

¿Cuál es el costo de Reparar un radiador?

Si la fuga está en un radiador de metal o un radiador de plástico, el costo será cercano al mismo. Si bien hay kits de fugas de radiador que le permiten realizar un parche de radiador, en ambos estilos de radiadores, el costo oscilará entre $10 y cerca de 1 100 por un kit, algunos argumentarán que un parche verdadero no se puede hacer sin soldadura o soldadura. Esto plantea un problema para alguien con poca o ninguna experiencia, o sin las herramientas adecuadas. Si bien podría gastar unos cientos de dólares en comprar un kit de soldadura, sería más barato que un mecánico reparara su radiador o que comprara un radiador nuevo directamente. Sin embargo, si tiene las herramientas, esto se puede hacer con sus propios materiales a bajo costo si la fuga no es un problema de corrosión. Dependiendo de dónde se encuentre la fuga, un mecánico cobrará entre 2 200 y 1 1000, incluida la mano de obra para reparar su radiador o comprarle un radiador de reemplazo nuevo. Si la fuga es más difícil de alcanzar, tomará más tiempo y más costos de mano de obra. Algunos vehículos tienen radiadores que pueden tardar medio día o más en quitarse.

Las bombas de agua tienen fugas todo el tiempo y los ventiladores pueden fallar y causar fugas. En casos como estos, las piezas no se pueden reparar y deberán reemplazarse. Si tiene un ventilador eléctrico, su motor puede estar en mal estado y el reemplazo de un motor de ventilador cuesta menos que el reemplazo total de todo el sistema de ventilador. Los motores para ventiladores cuestan generalmente entre 2 20 y bucks 100 dólares, y si decide no hacerlo usted mismo, está buscando un par de cientos de dólares en mano de obra de su mecánico.

En general, las reparaciones pueden ahorrar mucho dinero, si reparar es la mejor opción para usted. Es importante decidir si desea arriesgarse a un fallo de reparación en lugar de reemplazarlo en primer lugar. Por lo general, sin embargo, las reparaciones se pueden hacer de forma segura, si no por usted, por un mecánico, por un precio más barato que el reemplazo. La clave de cualquier reparación es mirar lo que necesita ser reparado y ver si puede hacer el trabajo o si está mejor con un radiador de reemplazo nuevo o si tiene en cuenta el costo de reparación del radiador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *